Home

Social media

Conozca a nuestros estudiantes

¡Lee las historias de nuestros estudiantes, inspira té, y después implica té!

Más de 10,000 estudiantes ya se han beneficiado de las oportunidades que da esta educación a través de los proyectos de Teach A Man To Fish. Nuestra misión es de asegurar que cuando se van de la escuela están listos para trabajar por su cuenta, en puestos de trabajos cualificados, en la educación superior y en la vida….


El Emprendedor Imparable

Jorge Guerrero, Paraguay

Si has visto el video habéis visto uno de nuestros ex-estudiantes, Jorge Guerrero, hablando de lo que aprendió a la escuela - ¡viene de una familia de 19 niños!

Han pasado ya varios años y es increíble como Jorge ha aprovechado su educación para transformar su vida. 

Después de graduarse de la escuela insignia la Escuela San Francisco en Paraguay él quería seguir su sueño de estudiar agronomía a la universidad para poder volver a ayudar su comunidad. A pesar de haber ganado una beca para su honorarios, no tenía manera de pagar sus gastos diarios - el tipo de contratiempo que normalmente llevaría a jóvenes como él a renunciar.

¡Pero no a Jorge! El cogió lo que aprendío en nuestra escuela y se le ocurrió una solución empresarial. Haciendo un acuerdo con una residencia de ancianos que tenía tierra sin usar,  creó un jardín con vegetales orgánicos, donde una parte de la producción ira a su casa y la otra parte se vendrá para generar ingresos. ¡Para que sus productos se destaquen y obtengan un mejor precio, creó su propia marca ‘BioGran’!

Ahora esta cerca de terminar sus estudios en la universidad, tiene como objetivo final crear un gran negocio que va a generar muchos empleos y contribuirá al desarrollo social de su país de una manera sostenible.

Historias como estas son la razón por la que hemos creado Teach A Man To Fish, para dar a millones de personas como Jorge una oportunidad de dar rienda suelta a su potencial.

¡Si quieres ayudarnos a lograr este objetivo, por favor toman unos segundos para involucrarte o hacer una donación!


El Emprendedor Artístico

Lawrence Ndalinke, Uganda

Por encima, Lawrence Ndalinke parece ser un estudiante normal de segundo año en St. Denis Secondary School (Escuela secundaria) en Makondo, Uganda– pero es el ejemplo perfecto de un ‘emprendedor en espera’ que solo necesita una pequeña chispa para encenderse. Al final del año pasado St. Denis empezó a invitar a una serie de conferencistas que tenían comercios locales prósperos para compartir sus experiencias y consejos con los estudiantes. Después de asistir a unas de las conferencias Lawrence un niño de 16 años se sintió tan inspirado que decidió que él también quería ser autosuficiente y sostener a su familia. Desafortunadamente como era un estudiante que venía de una familia pobre Lawrence no tenía capital, ni tierra y sobre todo poco tiempo libre durante el trimestre después de su hora y media de ida y vuelta al colegio a pie. ¡Sin embargo, cuando hay voluntad hay manera! La primera idea de Lawrence era vender sus pancakes de plátano. Este dulce es barato de hacer y debido a su popularidad, hay siempre un mercado para eso en los pueblos. Para generar el dinero para empezar el negocio de pancakes de plátano, Lawrence comenzó a diseñar y producir hermosos carteles y tarjetas con viejas cajas de cartón. Finalmente su negocio de cartas resultó ser un éxito, así que opto por centrarse en eso.

Ahora vende sus obras de arte a todo el mundo, desde las hermanas de la iglesia parroquial hasta los voluntarios extranjeros que pasan por allá. Como los negocios de la escuela St. Denis se están creando – una lechería, una tienda de provisiones, una huerta de plátano y recientemente un molino de maiz – darán más oportunidades a estudiantes como Lawrence de tener experiencia directa en negocios y experiencia práctica en empresas a gran escala.

Después de ver el cambio que una chispa de inspiración puede crear, solo se puede imaginar el impacto que puede tener un fuego de posibilidades sobre ellos- ¡Inscríbete a nuestro boletín y te mantendremos informado!


 

Estudiar por un Futuro Mejor

Evelyn, Kenya

Evelyn vive en una pequeña choza cerca la escuela con su familia de siete: su madre, sus tres hermanos y la esposa del hermano mayor y su bebé. Evelyn terminó la escuela primaria en el 2007. Dado que tuvo un buen desempeño en su certificado de Kenia de la escuela primaria (Kenyan Certificate of Primary Education – KCP) estaba determinada a ir también a la escuela secundaria. “ yo soñaba con continuar mi educación” ella decía “ pero con tan poco dinero, no tenía esperanza”.

Al principio del 2009 dos de su antiguas profesoras de la Escuela primaria de Ondati fue a visitarla y le dijo que una escuela secundaria comenzaba con un precio mas bajo y flexible. Estaba encantada con la noticia y fue una de las primeras estudiantes de la Ondati Girls Secondary School (Escuela Secundaria para niñas de Ondati) cuando abrió sus puertas en Mayo 2009.

Está disfrutando de su tiempo en la escuela y espera que le va a dar una mejor vida. “Estar en una escuela de niñas está bien, porque estás libre de los problemas que traen los niños” ella explica. Su asignaturas favoritas son el Estudio Comercial, Inglés, Kiswahili y Educación Religiosa Cristiana.

Sin embargo, su vida no se libra de las dificultades. Aunque paga menos de la media de cargos escolares, pagar los Ksh 1,500 por trimestre (alrededor de $20) está más allá de su alcance – creando incertidumbres para su futuro. Afortunadamente como los negocios de la escuela creados con la ayuda de Teach A Man To Fish  pronto empezarán a generar ingresos, significa que los honorarios se pueden reducir todavía más. Ella tiene una visión optimista sobre el futuro y dice que cuando termine la escuela secundaria, le gustaría ser enfermera, para ayudar a otras personas que tienen problemas de salud como su madre. 


Un joven con muchas aptitudes

Miguel, Uganda

Miguel tiene 16 años y lo más importante en su vida es la oportunidad que tiene para educarse – conseguir una educación vital con la que un día pueda realizar su sueño de ser veterinario.

Miguel va al colegio San Denis. Vive con su madre Milly, su padre Fulgencio y sus cinco hermanos y hermanas  en una modesta casa de una habitación. Aunque claramente se dirige a conseguir su empleo soñado, Miguel comprende lo que sus padres han hecho por él al darle la oportunidad de educarse. Dice: “Cuando consiga ser el veterinario más brillante en Uganda, haré todo lo que pueda para ayudar a mi familia ya que están sacrificándose tanto por mi educación”.

A Miguel le gusta regresar a casa feliz pensando que ha aprendido algo nuevo y que puede compartir su nuevo conocimiento con su familia.  Miguel, un hombre con muchas aptitudes, ha empezado recientemente a tomar clases de piano en el colegio y su deporte preferido es el volleyball– se ríe pensando que debe ser el único hombre en Uganda que no va por un equipo de fútbol.

Como Miguel vive en una zona rural dependiente de la agricultura, pasa los días de vacaciones ayudando a su madre en la plantación de plátanos y recogiendo comida para los cerdos. A Miguel  le gusta mucho más la vida rural que la vida en la ciudad ya que es mucho más tranquila y menos congestionada. Le gustaría continuar viviendo aquí después de terminar en la universidad y espera poder cultivar su propia cosecha y mantener sus propios animales. La formación que recibe por medio de los especialistas en San Denis tiene un gran valor para él.



Registered charity no. 1112699 | © 2011–Forever, Teach a Man to Fish UK Ltd | Website by SNÖGRAFX

Powered by Drupal, an open source content management system